lunes, 30 de mayo de 2011

LA MAGIA DEL INCIENSO


Detrás de las flores, las especias y las maderas olorosas hay una gran energía que, ya desde la antigüedad, se ha  utilizado en rituales mágicos de distintas culturas. El incienso es símbolo de la presencia divina y facilita la concentración, y atrae influencias benéficas, éxito y alegría. El incienso protege el hogar y a los seres queridos y activa la clarividencia. Existen distintos usos y virtudes que se atribuyen  a cada aroma:
 
•- Sándalo. Relacionado con los planetas de Mercurio y la Luna. Sus elementos son el Aire y el Agua. Su perfume relaja el cuerpo y la mente e induce a la espiritualidad. Está recomendado para utilizarlo en las meditaciones. Ayuda al desarrollo interior y a alejar pensamientos negativos.
•- Rosa. Su planeta es Venus y su elemento el Aire. Su aroma calma tensiones. Quemar incienso de rosa nos asegura una reunión cálida y cordial entre las personas presentes. Evita discusiones familiares. Esta recomendado para rituales amorosos.
•- Violeta. Planeta Venus y elemento el Fuego. Se recomienda para momentos de pareja por ser portador de la belleza y de la seducción.
•- Jazmín. Su planeta es la Luna y su elemento el Agua. Este incienso elimina la depresión, la angustia y la ansiedad. Crea confianza en uno mismo y nos da energía. Además atrae la buena suerte.
•- Pachuli. El Sol es su planeta y el elemento el fuego. Si se enciende por la mañana temprano proporciona energía. Por la tarde se convierte en un potente afrodisíaco. Se utiliza en rituales amorosos para atraer a la pareja.
•- Almizcle. Venus es su planeta y la Tierra su elemento. Su aroma da coraje y estimula los placeres sensuales. Su principal cualidad mágica  es romper maleficios y hechizos.
•- Pino. Marte es su planeta y el Aire su elemento. Se utiliza en rituales de sanación porque da energía.

•- Canela. Su planeta es Mercurio y su elemento el Aire. Proporciona clarividencia en la adivinación, buena suerte, riqueza y sabiduría.


No hay comentarios:

Publicar un comentario