domingo, 1 de mayo de 2011

PRESENTACIÓN



Nuestra época está marcada por el afán de acumular riquezas y por la superficialidad. La agitación y el estrés definen nuestro quehacer cotidiano. El ser humano es cada vez más propenso a las enfermedades. Muy pocas veces se aplica el pensamiento positivo y cada vez es menor la disposición para aceptarse a sí mismo y a los demás.
La juventud, en especial, carece de una imagen positiva del mundo. Para muchos, las expectativas laborales son cada vez más bajas, y tienen pocas perspectivas de futuro. Las consecuencias son la agresividad y  la violencia. Es aterradora la brutalidad en el trato mutuo y está aumentando el número de jóvenes que apelan a la droga para huir de esta realidad.
La mayoría de los seres humanos ha perdido el conocimiento de sus propias fuerzas positivas y de la posibilidad de la autosanación.
Con Reiki puede tomarse nuevamente conciencia de esta energía, activándola. Ella nos ayuda a recibir fuerza positiva para nosotros y nos ayuda a transmitirla a otros.
El Reiki te puede enseñar a no rechazar nada y también a aceptar todo, para ser libre en cada momento y penetrar en tu YO Superior, donde se puede iniciar la sanación física, emocional, mental y espiritual, pudiendo ayudar a sanar a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario